Vecinos de Chaihuín reclaman por fiestas sin control


Hemos recibido la siguiente carta, firmada por vecinos de la localidad de Chaihuín, en la desembocadura del río del mismo nombre al sur de la bahía de Corral. En ella expresan su molestia por las "fiestas" que se han desarrollado con desalentadoras consecuencias para ellos.

El texto señala a la letra:

"Estimado señor Director:

El día 09 de febrero del presente se extendía invitación, a través de un conocido diario de circulación regional, a una fiesta electrónica que se desarrollaría a orillas del río Chaihuín por iniciativa de la Junta de Vecinos del sector. Al respecto queremos hacer algunas precisiones. El Municipio de Corral se acercó a la Junta de Vecinos para organizar dicha actividad en forma, prácticamente, imperativa. La razón era simple: si no se realizaba la fiesta “AUNA Electro Festival” ésta se ejecutaría en otra localidad, retirándose los recursos destinados para el evento. Frente a este tipo de anuncio algunas personas, que trabajan con pequeños emprendimientos en el rubro gastronómico, vieron una oportunidad. Sin embargo, diversas personas residentes manifestaron opiniones críticas; entre ellas, personas propietarias de camping o cabañas. La razón fundamental es que la fiesta no atraía recursos permanentes, puesto que el público asistente (juventud) se desplaza a la localidad solo por la noche del evento y luego se retiran. Tal conocimiento emanaba del primer evento de este tipo, realizado en febrero de 2018.

El recuerdo de aquella oportunidad, sobre todo entre los residentes del perímetro de la fiesta, era poco alentador. Quedaba el recuerdo de: volumen de música a decibeles que impedían conciliar sueño; tomas de terreno por parte de asistentes a la fiesta que no querían pagar uso de camping; basura esparcida en los terrenos ocupados que deslindan al río Chaihuín; problemas en el suministro de Agua Potable Rural que no está habilitado para tal contingente de población; cientos de personas bebiendo descontroladamente por toda la localidad y la playa, entre otros.

Este año, desafortunadamente, la situación escaló a consecuencias mayores. AUNA Festival, fue suspendida sorpresivamente a la 1:00 (am) de la mañana. No resultaba extraño para los lugareños, ya que el animador del evento, a pocas horas del atardecer, anunciaba niños perdidos e, inclusive, incitaba al descontrol de la juventud. De esta manera, cuando se dio por finalizada la fiesta sin mayores explicaciones, el desborde entre los jóvenes era de esperar. Muchos se dispersaron a la playa o a los sitios tomados y ahí se organizaron nuevos aglutinamientos para continuar bebiendo y haciendo desorden. Situación que carabineros de Corral no logró controlar en ningún momento. Entre tanto, nos íbamos enterando de diversos incidentes que habían ocurrido en la localidad. Por ejemplo, que durante la tarde habían detenido a una persona por venta de drogas y que “AUNA” se había suspendido más temprano que lo previsto porque dos personas habían resultado gravemente apuñaladas.

Tras estos hechos los vecinos revivimos la experiencia del año 2018, al constatar similares problemas con la fiesta. Por tal motivo, dudamos que existan capacidades instaladas en el Municipio que aseguren una planificación seria y buena coordinación logística orientada a proteger a los asistentes del evento y, sin duda, a los propios vecinos. Quienes firmamos esta carta, estamos convencidos que este tipo de eventos no aporta significativamente en lo económico y en lo cultural a Chaihuín. Sabemos que estas fiestas están desacreditadas en Europa debido a que ocasionan: violencia, robos, consumo de alcohol y drogas, ruidos molestos, basura/contaminación y escasas ganancias en lo económico para los pequeños emprendedores. Con ello no estamos cuestionando a vecinas del rubro gastronómico. Por lo mismo, nos preguntamos ¿por qué no se propuso potenciar la feria gastronómica, avanzando a un siguiente nivel tal como organizar una fiesta costumbrista? También nos preguntamos ¿de que modo se resguarda que las tradiciones locales se sigan perpetuando y nuestro patrimonio se pueda valorar y conservar, transformándose en atracción para el turismo familiar?

Al respecto, podemos señalar que Chaihuín además de albergar sitios de avistamiento y conservación de ecosistemas únicos en el planeta, como es la selva valdiviana, posee numerosos bienes de patrimonio cultural. La localidad es depositaria de tradiciones culinarias, arquitectura, trabajos en madera, lana y fibras vegetales, representativas del sur de Chile. Además, entre los vecinos y vecinas existen cultores locales de folklore sureño, entre otros. En este momento, nos preocupa el desarraigo que se puede originar entre nuestros niños y juventud local, y también nos preocupa el nivel de inseguridad y violencia al que estamos expuestos con este tipo de eventos. Más aún, nos preocupa que la localidad por la que se ha luchado para mantener como un sitio de descanso y resguardado de contaminación se vea amenazado por las situaciones expuestas. Por lo anterior, apostamos a que Chaihuín continúe manteniéndose como un lugar seguro para nuestros adultos mayores y niños, así como anhelamos que se respeten nuestras tradiciones y el desarrollo de nuestra localidad desde bienes con identidad local. Queremos exponer esta situación porque sabemos que somos un importante foco de turismo rural en la Región de Los Ríos y queremos continuar siendo conocidos como un lugar seguro, preocupado por la conservación de la naturaleza y tranquilo. Saludan atentamente los vecinos y vecinas que firman esta carta,.


POSTS RECIENTES:
BÚSQUEDA POR TAGS:
No hay tags aún.

El Correo de Los Ríos, fundado en 2007.-

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round